Proyecto

Esta aventura empezó en 2008, cuando un francés llego a Navarra a conocer los pueblos okupados. En esos 12 años, pasaron mucha gente con muchas ideas y muchos sueños. De esos, solo algunos se quedaron a vivir, meses o años y ahora formamos un colectivo de 6 adult@s y 3 nin@s (la cifra cambia y no siempre la actualizamos).

Colectivo, comunidad, okupa… nos importa poco el nombre. Vemos nuestro pueblo como una experimentación social, entre el concreto y el sueño. Utopistas en el alma, tenemos aquí un sitio para experimentar una manera de vivir diferente al mundo moderno y su individualismo radical.

Creemos en la autogestión como manera de organizar nuestras vidas. Aprender a vivir juntos, en eso estamos. A traves de asambleas (pocas), diálogos (constantemente) y a veces dibujitos, tomamos las decisiones en común. No revindicamos un sistema de funcionar fijo, aunque las cosas cambian despacio, pensamos que siempre se puede mejorar y que no existe una única forma de funcionar.

Pensamos que el mundo moderno y sus valores nos alejan de valores esenciales de un bien estar común. Aquí hacemos política supra local, a nuestra escala. La responsabilidad es un pilar fundamental de nuestras vidas, y vivir en un colectivo nos supone responsabilizarnos.

Aunque nos parece casi imposible, creemos en un cambio social y apoyamos a todos los proyectos que quieren salir del camino propuesto del ultra liberalismo.

Geográficamente, estando tan alejado de las ciudades y de las luchas, es difícil tomar parte de las luchas sociales. Hacemos lo que podemos desde aquí para ayudar, participando cuando se puede (hay mucho trabajo aquí) a despertar en las conciencias una necesidad de cambio.